Humidificador o nebulizador: ¿Qué es mejor?

Es posible que estés pensando en comprar un aparato para humedecer el ambiente de tu hogar, pero no tengas claro cuál debes elegir. Humidificadores, dehumificadores, vaporizadores, nebulizadores… Suena un poco confuso, ¿verdad?

En este artículo vamos a tratar de despejar algunas de estas dudas. En concreto, nos vamos a centrar en las semejanzas y diferencias entre un humidificador y un nebulizador, ya que mucha gente los confunde. Cuando llegues al final, sabrás qué es mejor para tus necesidades, y por lo tanto cuál debes comprar.

 

Humidificador

Qué es un humidificador

Un humidificador es un aparato que expulsa agua al aire en forma de micropartículas o de vapor. ¿Y esto para qué sirve? Pues para elevar la humedad ambiente, algo muy útil en regiones muy secas y en los meses más fríos del año, cuando tenemos la calefacción a tope.

Estos dispositivos se colocan en la habitación que queramos humedecer, y cualquier persona que se encuentre en ella se beneficiará de su efecto, ya que respirará un aire más húmedo.

Los humidificadores pueden estar indicados para aliviar los síntomas de algunas enfermedades, pero por lo general, cualquier persona puede usarlos, sin necesidad de prescripción médica.

Según el sistema que utilicen para expulsar el aire, los humidificadores pueden ser de diferentes tipos:

  • Vaporizadores: Calientan el agua para que se evapore y salga a la atmósfera en estado gaseoso. Por la forma en que funcionan, también son llamados humidificadores de vapor caliente.
  • Ultrasónicos: Usan una membrana que vibra a gran velocidad para generar partículas microscópicas de agua y luego las expulsan a la atmósfera.
  • Evaporativos: Estos modelos recogen el aire seco de la habitación y, con la ayuda de un ventilador, lo hacen pasar por un filtro húmedo. De esta forma, el aire se impregna de agua y vuelve a salir con unos mayores niveles de humedad.

Los más populares son los ultrasónicos, ya que son muy seguros de usar y hacen poco ruido. Incorporan un depósito de agua que puede ir desde los 200 ml hasta los 2 litros, dependiendo de su tamaño y el uso que se le quiera dar.

Ahora que ya sabes un poco más sobre los humidificadores, vamos a ver qué es un nebulizador y en qué se diferencian de ellos.

 

Nebulizador

Qué es un nebulizador

El primer aspecto que diferencia a un nebulizador de un humidificador es que el primero es un aparato destinado a ser usado por una sola persona. Por ello, suelen tener una boquilla o una mascarilla que se coloca sobre la boca y la nariz del usuario.

La otra gran diferencia es que, por lo general, será un médico quien recomiende su uso, con el fin de tratar distintas enfermedades, como el asma.

En su forma más básica, los nebulizadores pueden usarse para proporcionar simplemente una corriente de aire húmeda, añadiendo solo agua a su depósito. En este caso, tendría una finalidad muy parecida a la de los humidificadores, aunque, como hemos señalado, solo para una persona.

Sin embargo, lo más habitual es usarlos con suero fisiológico o con ciertos medicamentos, siempre bajo prescripción médica. Así, el tratamiento puede administrarse mediante inhalación y actuar directamente sobre las vías respiratorias.

En el caso de los niños, puede ser más fácil de usar que los inhaladores de bolsillo, ya que simplemente hay que colocarles la mascarilla y dejar que respiren de forma normal.

 

Conclusión: humidificador o nebulizador, ¿qué elegir?

Como has podido comprobar, no hay una respuesta simple a la pregunta de si es mejor un humidificador o un nebulizador.

Son dos aparatos muy distintos, y cada uno sirve para un fin específico.

Los humidificadores pueden usarse por una gran variedad de personas, sin necesidad de prescripción médica. Simplemente elevan la  humedad del aire que respiramos.

Por su parte, los nebulizadores se suelen usar para administrar medicamentos en forma de vapor o fina neblina que se puede inhalar por medio de una boquilla o mascarilla.

La gran diferencia entre ambos dispositivos, en definitiva, es que el nebulizador requiere de prescripción médica, y el humidificador no.

Referencias

Un comentario

  1. Buenas noches, se sobre entiende q el humidificador es para acondicionar la humedad de una instalación si es necesario, que pasaría si en ves de solo usar agua, se usa una solución agua y otra sustancia q no sea nociva para la salud humana. El humo generado saldría con la misma composición química?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *