Humidificadores ultrasónicos: Guía de compra

Los humidificadores ultrasónicos son una de las formas más fáciles y económicas de hacer que tu hogar sea un poco más saludable.

Estos aparatos se usan para elevar la humedad del ambiente, y así evitar que el aire seco dañe tu sistema respiratorio y tu piel.

En esta guía encontrarás información útil sobre estos prácticos aparatos: qué son, como funcionan, cuáles son sus beneficios… Y además, te mostraremos cuáles son nuestros modelos favoritos del mercado.

Mejores humidificadores ultrasónicos

Humidificador ultrasónico barato: VicTsing

Humidificador ultrasónico de VicTsing

  • Humidificador de aire frío
  • Dos modos de funcionamiento: alta y baja intensidad
  • Duración de 15-30 horas
  • Compatible con aceites esenciales: No

 

 

 

Para quienes busquen una opción económica, este modelo de VicTsing se presenta como un humidificador muy interesante, instalado entre los más vendidos y con numerosos comentarios positivos por parte de los usuarios.

Se trata de un humidificador de aire frío con autonomía de hasta 30 horas, gracias a su depósito de 1,7 litros.

Cuenta con selector de intensidad, para regular el nivel de humedad que queramos, y sistema de autoapagado.

Este humidificador de VicTsing es muy silencioso, ya que el ruido no supera los 32 decibelios, y dispone de una tenue luz que podemos usar para conseguir un ambiente relajado y acogedor o como luz de acompañamiento para nuestros bebés. Y si lo preferimos, también se puede desactivar.

Su boquilla expulsa una niebla fina en 360 grados, para conseguir un vapor más uniforme y bien repartido, y está diseñado para habitaciones de unos 25 o 30 metros cuadrados.

Humidificador ultrasónico Jané

  • Humidificador de vapor frío
  • Dos niveles de intensidad de niebla
  • Depósito de 0,8 litros
  • Luz de compañía de 4 colores
  • Bajo nivel de ruido y sistema de autoapagado

Este humidificador de vapor frío de Jané aumenta el nivel de humedad del ambiente sin modificar la temperatura de la habitación, aunque sí que notaremos una agradable sensación de frescor y respiraremos con más facilidad.

Su diseño, en forma de pirámide, es muy original, y gracias a su iluminación multicolor sirve como elemento de decoración o incluso de terapia cromática. Sin embargo, también puede apagarse la luz, por ejemplo queremos que no nos moleste mientras dormimos.

Su depósito, de 0,8 litros, no es excesivamente grande, pero sí lo suficiente para que pueda funcionar toda la noche sin que tengamos que preocuparnos por rellenarlo. Y si elegimos el nivel de humedad bajo, puede durar hasta 3 noches.

Jané utiliza materiales de gran calidad, y resulta seguro y silencioso como para usarlo en la habitación del bebé.

InnooCare – Humidificador Ultrasonico de Aromaterapia

Humidificador ultrasónico de aromaterapia InnooCare

  • Compatible con aceites esenciales
  • 7 modos de iluminación LED
  • Programación de apagado automático
  • Depósito de 500 ml, con autonomía para 10 horas
  • 2 niveles de humedad seleccionables

Además de para humedecer la atmósfera de tu hogar, algunos humidificadores ultrasónicos también pueden usarse como dispositivo de aromaterapia, usando para ello aceites esenciales.

Entre ellos, este modelo de InnooCare es una de las mejores opciones disponibles. Su difusor ultrasónico hace que las partículas de la fragancia que añadas al agua queden suspendidas en el aire durante un buen periodo de tiempo, convirtiéndose en una forma de perfumar tu habitación más segura que las velas o las varitas de incienso, ya que no funciona con calor.

Tiene un tanque de agua de 500 ml, suficiente para funcionar sin interrupciones durante 10 horas en el nivel más bajo de intensidad, de entre los dos que tiene disponible.

Otra función interesante es la de programación, con la que podemos dejar el aparato encendido de forma ininterrumpida (hasta que lo apaguemos o se acabe el agua) o ajustarlo para que se apague automáticamente tras 1, 2 o 3 horas.

También tiene iluminación LED configurable en 7 colores distintos. Combinando esta función con el uso de aceites esenciales de nuestra elección, podemos crear el ambiente que queramos en cada momento: relajante, acogedor, dinámico…

Su nivel de ruido es de 35 decibelios; no es el más silencioso del mercado, pero es suficientemente bajo para usarlo por la noche.

Qué es un humidificador ultrasónico y cómo funciona

Los humidificadores son dispositivos que sirven para incrementar el nivel de humedad de una habitación, al expulsar al aire agua en forma de vapor o niebla.

Existen varios tipos de humidificadores, según el sistema que utilicen para pulverizar el agua. En este artículo nos centraremos en los humidificadores ultrasónicos.

A diferencia de otros tipos, los ultrasónicos no funcionan mediante evaporación, ni con la ayuda de un ventilador. En su lugar, usan vibraciones de alta frecuencia para crear minúsculas gotas de agua que se expulsan por la boquilla del aparato en forma de una niebla muy fina, y acaban por evaporarse.

Esta vibración se produce mediante una membrana que vibra a una velocidad superior al rango auditivo del ser humano, y de ahí que se llamen ultrasónicos.

Dichas membranas pueden ser de distintos materiales, aunque las más comunes son de cerámica o metal.

Se trata de una tecnología que permite que los dispositivos sean más compactos, y que está presente tanto en humidificadores económicos como en otros de alta gama.

Humidificador ultrasónico

¿Para qué sirve un humidificador ultrasónico?

Los humidificadores sirven para mantener un nivel de humedad óptimo en el aire de tu hogar, que en condiciones ideales, debería situarse entre el 30 % y el 50 %.

Sin embargo, este nivel puede situarse por debajo o por encima de esta horquilla recomendada, debido a distintos factores: el clima del lugar en el que vivas, el momento del año, la temperatura, el uso de calefacción…

En esos casos, pueden darse distintos problemas, que pueden ir de pequeñas molestias a problemas realmente importantes de salud. Estos son los más importantes:

  • Humedad alta: un aire excesivamente húmedo puede favorecer la proliferación de bacterias, moho, ácaros del polvo…
  • Humedad baja: si por el contrario el nivel no llega al mínimo recomendado por los expertos, podemos experimentar picor de garganta y ojos, piel seca, tos, dificultad para respirar…

Pero los humidificadores ultrasónicos no solo aumentarán el bienestar y la salud de tu familia. Sus efectos también son beneficiosos para tus objetos personales y los materiales de tu hogar: libros, muebles, suelos de madera, papeles pintados… ¡hasta para tus plantas!

La humedad suele ser más alta en temporadas cálidas y más baja en invierno, en contra de lo que mucha gente suele pensar. Por eso, si vives en un lugar muy frío, definitivamente deberías plantearte la compra de un humidificador ultrasónico

Ventajas y desventajas de los humidificadores ultrasónicos

Como cualquier otro tipo de humidificador, este sistema cuenta con varias ventajas y desventajas. Por lo tanto, lo mejor es asegurarse de que realmente cumplen con lo que necesitamos en cada caso.

Entre las ventajas, destacamos las siguientes:

  • La temperatura de la habitación no se altera, ya que el vapor que expulsan está a temperatura ambiente.
  • Son más seguros que los humidificadores evaporativos, ya que al no funcionar con calor, no provocan quemaduras al tocarlo.
  • Son muy silenciosos, lo que lo convierte en una gran opción para usarlos por la noche (aunque sí hacen algo de ruido).
  • Necesitan menos mantenimiento que otros tipos de humidificadores.
  • Son pequeños y ligeros, por lo que se pueden instalar fácilmente en la mesita de noche, en una repisa o cualquier otro mueble del hogar.

En cuanto a sus desventajas, podemos citar estas:

  • Al salir en forma de pequeñas gotas y no de vapor, el agua arrastra consigo los minerales que pueda contener, que pueden caer sobre las superficies del entorno en forma de polvo.
  • Deben colocarse en un lugar elevado, ya que las pequeñas gotas necesitan algo de tiempo para evaporarse, y de lo contrario caerían al suelo sin llegar a hacerlo.
  • Pueden generar un exceso de humedad, haciendo que el agua se condense en las superficies y facilitando la proliferación de moho y hongos. Esto puede evitarse con la ayuda de un higrómetro, que en algunos modelos de alta gama vienen incorporados, o bien podemos comprarlo aparte.

Humidificadores ultrasónicos ionizadores

Dentro de esta gama de humidificadores, podemos encontrar el subgrupo de los humidificadores ultrasónicos ionizadores.

Estos dispositivos no solo humedecen el ambiente, sino que además liberan iones negativos que se encargan de eliminar del aire posibles agentes nocivos que pueda haber en él, como bacterias, gérmenes y alérgenos.

Se trata de unos productos algo más caros que los que no cuentan con esta función, pero son una gran opción para quienes busquen respirar un aire más limpio, ya sea por prescripción médica o por iniciativa propia.

Beneficios de los humidificadores ultrasónicos.
El aire frío puede tener consecuencias negativas para nuestra piel.

Todo lo que debes saber antes de comprar un humidificador ultrasónico

Si nunca has comprado un humidificador ultrasónico, es posible que no tengas muy claro en qué detalles debes fijarte para no equivocarte en tu elección.

A continuación te explicamos las características más importantes a la hora de elegir, y qué tipos de humidificadores ultrasónicos tienes a tu disposición.

Tamaño del depósito

Cuanto mayor sea el depósito de agua, más tiempo podrá funcionar sin nuestra intervención. Lo ideal es encontrar un buen equilibro entre capacidad y portabilidad.

En las especificaciones del producto encontrarás la capacidad del tanque, así como el tiempo aproximado de funcionamiento.

En el mercado pueden encontrarse modelos con capacidades muy distintas: desde 300 ml hasta varios litros. Si lo vas a usar en el dormitorio, es recomendable que pueda durar al menos 8 horas.

Potencia o capacidad de humidificación

Este es otro dato que debemos tener en cuenta, ya que de él dependerá el tamaño máximo de habitación que puede humedecer un modelo en concreto.

Una baja capacidad de humidificación hará que no lleguemos al nivel recomendado, mientras que si optamos por una potencia muy alta para una habitación pequeña, la humedad se condensará en las superficies.

Normalmente este dato se expresa en ml/h, y junto a él se indica el tamaño de habitación en el que se puede usar. La mayoría de los humidificadores son aptos para estancias medianas, de unos 25 metros cuadrados.

Nivel de ruido

Mucha gente instala su humidificador en el dormitorio, para que humedezca el aire durante la noche. Si este también es tu caso, es fundamental que elijas un modelo silencioso, que no perturbe tu sueño ni el de los tuyos.

Lo recomendable es que no supere el umbral de los 35 db, pero si es menos, mejor.

Regulación de intensidad

Los mejores humidificadores ultrasónicos son los que cuentan con capacidad para ajustar al menos dos niveles de humedad: alta o baja.

Esto nos permite elegir si queremos que la prioridad sea conseguir una alta humedad o que el aparato funcione mucho tiempo sin necesidad de rellenar el depósito.

En los modelos más avanzados, podemos elegir entre tres o más niveles de intensidad.

Función de programación

El programador de los humidificadores permite que funcionen solo durante unas horas y luego se apaguen automáticamente.

Esto resulta especialmente útil si lo usamos durante la noche y no queremos que el dispositivo esté activo durante las 8 horas.

Los periodos de tiempo más comunes son 1, 2 y 3 horas, pero dependiendo del modelo, es posible encontrar intervalos más largos.

Facilidad de uso y limpieza

Es muy importante que mantengas tu humidificador en perfectas condiciones higiénicas. Por eso, siempre es mejor elegir un modelo que sea fácil de limpiar: que el depósito de agua esté bien accesible, que no cuente con agujeros o recovecos a los que sea difícil llegar, que los materiales sean aptos para lavavajillas…

Asimismo, su funcionamiento debe ser sencillo, con unos controles intuitivos que te permitan seleccionar tus ajustes preferidos sin dolores de cabeza.

Fuentes consultadas:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/common-cold/in-depth/humidifiers/art-20048021